Los placeres simples de la vida pueden causar problemas y dolor a millones de adultos que sufren por la pérdida permanente de dientes. Algunos tienen dificultad para hablar, debido a que sus dentaduras postizas se deslizan o hacen ruido. Para otros, la irritación y el dolor causado por estas dentaduras postizas son señal constante de las limitaciones que sienten. Muchos están preocupados por su apariencia y pueden sentir que la pérdida de dientes les ha envejecido antes de tiempo.

Actualmente más y más personas están poniendo fin a estos problemas al optar por los implantes dentales, una forma revolucionaria y segura de reponer los dientes perdidos. Los implantes dentales ofrecen una alternativa viable a las limitaciones o dentaduras convencionales, puentes y dientes ausentes.

Los implantes dentales están cambiando el modo de vivir de las personas. Con éstos, están descubriendo de nuevo la comodidad y la confianza para comer, reír y disfrutar de la vida.


¿POR QUÉ IMPLANTES DENTALES?

Restaurar las habilidades para comer y hablar
Mejorar la apariencia facial y la confianza
 Incrementar la retención de la dentadura

DIENTES NATURALES

  • Los implantes dentales han sido llamados “lo mejor y más cercano a los dientes naturales” porque éstos sirven como un soporte seguro para la reposición de dientes artificiales y eliminan la inestabilidad asociada con los adhesivos o pegamentos de superficie y los puentes removibles. Además no dañan las pieza adyacentes.

  • Los implantes son colocados de modo quirúrgico, directamente dentro o sobre la mandíbula. Entonces se aseguran espigas pequeñas a los implantes, las cuales salen a través de las encías. Las espigas proporcionan soportes estables para la resición de dientes artificiales.

  • Los implantes dentales están hechos de materiales biocompatibles que se unen al hueso humano y a los tejidos.


SE AJUSTAN A TUS NECESIDADES

Basados en las necesidades de los pacientes sólo un diente, un puente parcial o toda una arcada dentaria, pueden ser reemplazados por implantes. que son utilizados como soporte para los dientes artificiales. En apariencia y función los implantes son lo más cercano a los dientes naturales y la alternativa más viable a las dentaduras artificiales convencionales.

QUÉ DEBES ESPERAR

Un cirujano oral y maxilofacial determinará si usted es candidato para los implantes dentales. Usted será evaluado sobre la base de un número de consideraciones, incluyendo la salud dental, su forma de vivir, la calidad de su mandíbula y sus hábitos de higiene. En consulta con su dentista, el cirujano oral y maxilofacial planificará su programa de tratamiento de implantes dentales.


Primero los implantes son colocados quirúrgicamente en su mandíbula o maxilar. Estas piezas pequeñas forman la estructura necesaria para sostener con seguridad los dientes reemplazados. Durante los primeros tres a seis meses, después de la cirugía, los implantes están debajo de la superficie de las encías, uniéndose gradualmente con el hueso. Durante todo este tiempo, los pacientes usan dentaduras artificiales temporales. Algunos pacientes informan de molestias menores o inflamación inmediatamente después del procedimiento, pero la mayoría no sufre cambios en su vida cotidiana.

Mientras los implantes se integran a la mandíbula, la dentadura provisional es ajustados.  Por ello es importante que éstos sean hechos por un dentista debidamente capacitado en técnicas restaurativas. Un vez los implantes se han unido a la mandíbula y maxilar comienza la segunda fase, en la que el cirujano descubre los implantes.

Mientras los implantes se integran a la mandíbula, la dentadura provisional es ajustados.  Por ello es importante que éstos sean hechos por un dentista debidamente capacitado en técnicas restaurativas. Un vez los implantes se han unido a la mandíbula y maxilar comienza la segunda fase, en la que el cirujano descubre los implantes.