Para poder favorecer la recuperación tras una intervención de Cirugía Oral, debemos ayudar comiendo alimentos liquidos y blandos.

Este tipo de dietas, te acompañaran además en esos primeros días en donde no apetece mucho masticar y también nos ayudaran a familiarizarnos con la nueva situación de nuestra boca, estética, higiene, masticación…

Las dietas liquidas y blandas, no tienen por que ser aburridas ni poco apetitosas….todo tipo de cremas, yogures, caldos de carne, verdura y pescado con fideos muy finos, flanes, batidos de frutas y yogur, gelatinas… e incluso manzanas al horno bien cocidas, son algunos de los alimentos que te acompañaran en este proceso.