Las enfermedades mandibulares, se producen en la mandíbula: conjunto de huesos que sostiene los dientes.  La parte de arriba ( maxilar superior) es fija, mientras que la parte inferior (maxilar inferior) es movible. Las dos partes unidas forman el mentón y la articulación donde la mandíbula se encuentra con el cráneo, se denomina articulación temporomandibular. Los problemas derivados de ella afectan al “día a día” de los pacientes que las sufren, con lo cual es necesario y muy importante, una consulta con un profesional especializado que pueda dar una solución eficaz a los mismos.

Las enfermedades y lesiones más habituales de que se producen en la mandíbula son las fracturas, dislocaciones, canceres, osteonecrosis,… y por supuesto las lesiones de la articulación temporomandibular que incluyen:

  • Dolor que se disemina hacia la cara, la mandíbula o el cuello
  • Rigidez en los músculos mandibulares
  • Limitación del movimiento o bloqueo de la mandíbula
  • Chasquidos dolorosos al mover la mandíbula
  • Cambios en la alineación de los dientes superiores e inferiores

El diagnóstico y tratamiento adecuados de estas patologías, ayudarán a nuestro paciente a consiguir una mejora sustancial en su vida cotidiana.