La gingivitis del embarazo está causada por los cambios hormonales que se producen durante el periodo de gestación. Estos cambios hormonales, obstaculizan la respuesta que tiene el cuerpo habitualmente frente a las bacterias, además de este problema, el aumento del flujo de sangre al tejido de las encías hace que se inflamen y que estén más sensibles e irritadas. Una de las principales consecuencias, pueden ser las infecciones periodontales. La gingivitis aparece normalmente a partir del segundo trimestre de gestación y e incluso puede llegar a continuar hasta después del parto.

Una visita al periodoncista, nos permitirá conocer el alcance de la enfermedad, así como el tratamiento a seguir para evitar una periodontitis. Esto acompañado de una higiene y cuidados bucales correctos en casa, conseguirán que esta enfermedad remita por completo.