El prognatismo, se considera tanto una extensión como una protusión (hacia atras) del maxilar inferior (mandibula). Esta patología, puede ser tanto una herencia genética como una deformación de la mandibula durante el desarrollo del individuo.

Cuando el prognatismo nos produce una dificultad para hablar, morder, masticar o bien la asimetría facial que produce se convierte en un problema para el paciente, será necesario acudir a la consulta profesional en la que tras los examenes pertinenentes, el cirujano indicará como proceder según los diferentes casos.