Son muchos los pacientes que se acercan a nuestra clínica porque han notado que sus piezas dentales se mueven.

El movimiento de dientes en adultos, está provocado principalmente por una enfermedad periodontal, lo que puede suponer un deterioro grave del hueso de nuestra encía e incluso llegar a destruirlo.

Además de esta causa, el bruxismo, una mordida inapropiada, la diabetes o la menopausia en las mujeres, pueden ser otros de los detonantes de esta situación.

Una actuación temprana nos permitirá dar solución a este problema, cuyo fin último es la perdida de la pieza dental

Como siempre, una correcta higiene bucodental y visitas periódicas al especialista, son la mejor prevención para esta patología.